sábado, 29 de diciembre de 2012





Un  año que se va, un nuevo año por llegar.
Nos hallamos igual, con la misma añoranza. Seguimos extrañando ver compatriotas repartiendo instructiva eficiencia a la manera antigua. Aún seguimos sin respuestas en el paisaje utilísimo. Quizá un buen día alguien se de cuenta del destierro que nos impusieron y tenga a bien repararlo. Al fin y al cabo, la esperanza es lo último que se pierde, no?
Renovemos sueños, renovemos intentos, reclamos e ilusiones. 
Para  mis seguidores: gracias por leerme y que el nuevo año traiga lo mejor para todos.

lunes, 17 de diciembre de 2012