domingo, 11 de junio de 2017

Final infeliz...

Para aquellos que desconocen el motivo de la desaparición de  Utilísima, trataremos de resumirlo en estas palabras.

Un día el dueño  y creador   descubrió  que la incondicional audiencia y  el prestigio alcanzado por el canal tenía un interesante valor económico. Decidió venderlo a un grupo televisivo cuya intención era aprovechar  ese éxito rutilante, pero imponiendo su propio estilo. Estaban convencidos que nosotros terminaríamos aceptando la programación  aín siendo ésta tan diferente, de contenido  muy básico, escasos capítulos  repetidos hasta el aburrimiento. Imposible  evitar comparar lo que venían a ofrecer con la excelencia a la que nos habíamos acostumbrado.  Los pocos  programas y especialistas que continuaron debían ajustarse a un libreto.  Crearon una pálida copia para otros países de América latina. Desvirtuaron la personalidad original  de Utilísima. Ese era el comienzo del final.

En deteminado momento  dijeron "basta" y cumplieron el deseo que tenían desde el comienzo,  eliminar  ese formato de canal ÚTIL, borrarlo del mapa, dejar solamente lo que ellos querían que se recordase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario